Bicorp

Datos de interés:

Denominación:

Bicorp

Escudo de Bicorp

Bicorp

Gentilicio:        

Bicorinos / as

Comarca:

La Canal de Navarrés

Idioma:

Castellano

Población:

596 (INE 2008)

Extensión:

133´36 km2

Altura:

290 metros sobre el nivel

Actividad principal:

Agricultura

Dirección:

C/ La Iglesia, nº 11

46825 Bicorp Valencia

Teléfono:

96-2269110

Fax:

96-2269181

e-mail:

bicorp_alc@gva.es

página web:

www.bicorp.es

Mapa:

Ayuntamiento de Bicorp: 96-2269110

Entorno Natural:

Bicorp posee un amplio término municipal, el segundo más grande de la comarca, que se extiende entre el río Escalona y el macizo del Caroig, denominado popularmente Caroche. También predomina la presencia del pico Caroche, uno de los más altos de la Comunidad Valenciana. Presenta un relieve de formas abruptas y escarpadas, atravesado por profundos barrancos, que aíslan zonas y forman muelas, como la de Bicorp (904 m), la del monte Mayor o las Pedrizas y Benefetal, todas ellas de alturas considerables. Sólo poder llegar a visitarlas ya supone toda una aventura. Una aventura que nos premiará con la contemplación de parajes serenos. Además, mientras paseamos, salen a nuestro encuentro numerosos cursos fluviales, como el río Cazuma, que se forma por la unión de dos barrancos (los Llatoneros y de Hongares). El río nos invita a que lo acompañemos y así recorramos todo el término de Bicorp de Oeste a Este. Asimismo, nos muestra diversos rincones: el nacimiento de la Cadena (en la impresionante Garganta o Gola Lucino) o también, muestras dejadas por nuestros antepasados en lugares como el azud de los moros. Al río Cazuma le llegan las aguas por la derecha de la rambla de la Molinera. Si la seguimos, atravesamos el término de Bicorp de oeste a noroeste. No obstante, se nutre de las aguas del Río Luder. Si cruzamos su cauce, nos encontraremos en el término de Quesa.

El río Fraile es otro río de aguas abundantes, vigilado atentamente por la peña del Fraile y alimentado por la rambla de la Molinera y el barranco de Cinco Cántaros. Este discurre entre escarpadas montañas, con abundante vegetación, que lo convierte en un termino único para el descanso y el disfrute de actividades, como por ejemplo el senderismo. En esta zona existe una red de senderos locales que nos adentran por escondidos parajes y por barrancos. En estos barrancos las rocas forman abrigos que esconden en su interior verdaderos tesoros. Un ejemplo lo tenemos en el conjunto de la Cueva de la Araña (y su famosa escena de la recolección de la miel), en el barranco de Hongares y muy cerca de la cascada de la Rebolla. Se trata de tres abrigos con pinturas rupestres (entre el 9.000 y 1.400 aC). La Cueva de la Araña es el conjunto más importante por el número de figuras y por la calidad de éstas. Existen varios estilos y superposiciones de distintas épocas.

Su contemplación nos permite imaginarnos cómo vivían nuestros más remotos antepasado, cómo extraían la miel de las oquedades de las rocas, que técnicas utilizaban para cazar y cómo pescaban en el riachuelo cercano. Pero estas obras de arte del Mesolítico también las podemos encontrar en otras zonas (el Buitre). Aquí se conservan diez abrigos con pinturas, algunos ya protegidos con verjas metálicas, pero que se pueden visitar con guías especializados. Además, este lugar conserva una de las masas forestales de mayor importancia: un bosque de pinos adultos y una gran variedad de plantas aromáticas, como el romero y el tomillo.

Paseo urbano:

Bicorp se sitúa sobre una colina y su pequeño casco urbano se agolpa dentro de un meandro, dibujado por el barranco Moreno y excavado a gran profundidad. Esta circunstancia y una antigua muralla que rodeaba Bicorp, facilitaba la defensa del pueblo y lo convertían en una población prácticamente inexpugnable. Esta muralla tenía una única puerta de entrada conocida, justo en la calle principal, junto al castillo o palacio de los Condes. Hoy se conserva parte de la fachada del antiguo palacio de los Señores de Bicorp, construido en el s. XVI.

El elemento más visible del palacio en la actualidad es la puerta principal, debajo un arco de medio punto. Encima del arco campea el escudo heráldico del Conde de Bicorp con seis cuarteles, que representan las armas de los Castellví y los Vilanova. Estos cuarteles están franqueados por dos leones. El edificio se levantó sobre la antigua fortaleza árabe. Esta fortaleza se sabe que existió, por el documento de donación de Jaime I al primer Señor de Bicorp, en el que se cita: El Castillo y la Alquería de Bicorp, ....  Pero, en la actualidad, no existen noticias de cómo era antiguamente. El resto de las calles, desiguales y enrevesadas, presentan forma desigual y enrevesada, y siguen la clásica distribución de las poblaciones árabes.

De la plaza del Castillo nacen dos calles más largas, la de San Roque por el oeste y la de San Antonio por el este. Estas calles describen una especie de ronda alrededor del pueblo, con una serie de calles transversales a éstas llamadas Valencia, Rosales, Larga y Cazuma.

En la parte norte se emplaza la plaza de la Iglesia con el templo parroquial de San Juan Evangelista. Está compuesto de una sola nave de planta rectangular y capillas laterales entre gruesos contrafuertes. Fue reconstruida en los años 1960-1961 a causa del hundimiento de la bóveda. No tiene crucero y el ábside tiene el testero plano. Al lado derecho, se localiza la sacristía y en el izquierdo la capilla de la comunión. La torre campanario, de planta cuadrada, está situada junto a la única portada de la Iglesia. Antiguamente, se utilizó como iglesia la antigua mezquita árabe que se hallaba junto al castillo.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30